miércoles, 8 de agosto de 2012

Batteria de Chaberton


A escasos 62 kms de la ciudad de Turín, y remontando el curso del río "Dora Ripária" , encontramos la localidad de Susa.  Encargada de dar nombre al valle conformado por las montañas alpinas que la rodean.

Este anfiteatro de montañas entró a formar parte de la historia  con el cartaginés Aníbal Barca y sus elefantes en el año 218 a.C. 

Foto: recorrido de Aníbal con sus elefantes.

Se bifurca el valle, algo más arriba, una vez superado el pequeño pueblo de Salbeltrand.




Foto: desde el pueblo de Salbeltrand.  Chabertón se encuentra en el pico de la montaña del centro de la foto.

Las montañas que provocan tal echo van ganando altura poco apoco. En la zona más alta, a 3130 metros de altura, vive un coloso, "el rey de las nubes": el fuerte Chabertón.


Preside majestuoso todo el valle.  Atrae verlo. Su única compañía, las nubes que lo rodean constantemente.

Llegar a sus dominios y estar junto a él es estar al lado de un ser que debió de ser indestructible y que sólo el paso del tiempo y la falta de conservación no lo mantienen en su mejor estado. Nada más lejos de la realidad.

No aguantó ni el primer asalto contra las tropas francesas en junio de 1940. Gobernaba el valle sin posibilidad de respuesta.  Poseía un gran defecto. Sus cañones y munición no eran los adecuados para la guerra para la que estaba diseñado.




Foto: Imagen de Chaberton con sus cañones en cada una de sus 8 torres.

Su construcción comenzó en 1889 y terminó en 1910. Para subir los materiales  al lugar de construcción de la batería se construyó un teleférico. A su vez, por el interior de la montaña y partiendo de la base del teleférico se realizó un túnel.




Foto: plano del teleférico construido para subir el material.

Es fácil imaginar las duras condiciones climatológicas que se pudieron encontrar en su construcción. 

Ocho torres blindadas y coronadas por un cañón, cada una de ellas, tenía como misión atacar a los franceses por la zona de Briancon.



Foto: torre con los cañones.

Cuando Italia declara la guerra a Francia el 10 de junio de 1940, Chabertón está preparada para atacar. Sin embargo, tras varios días bombardeando posiciones franceses, sin éxito alguno, los franceses el 20 de junio destrozan Chabertón y 6 de sus 8 torres.


Foto: mortero francés que hizo pedazos los cañones de Chaberton.



Foto del momento del impacto de un mortero en Chaberton tomada desde lado francés.


Después del verano de  1943, y ante la llegada del mal tiempo, se abandona el fuerte pues carece de funcionalidad. En 1947, al firmarse el tratado de paz, Chabertón pasa a manos francesas.





Fotos destrozos ocasionados en una de las torres.

En 1957 son   desmontados los cañones  para ser vendidos como chatarra.


COMO SUBIR…

Existen dos modos de llegar a Chabertón:

1. Lado Italiano. Recorres la pista militar Fenils-Chabertón o por el recorrido Petit Vallon.
2. Lado francés. El escogido por nosotros para subir (en el mapa Percorso Claviere) 


Foto: mapa de subidas a Chaberton.

Iniciamos la subida en unos aparcamientos que se encuentran a pie de carretera (N94) y a escasos metros de donde se encontraba el puesto fronterizo de aduanas. Localidad de Montgenevre . Primeros kilómetros por pista cómodo entre árboles. Una vez cruzado un río la subida es por senda muy rota y con gran pendiente. Dos "muros de piedra" nos rodean. Los árboles han desaparecido.

Es en estos muros donde los italianos realizaron dos puestos de vigilancia para que los franceses no tuvieran la tentación de subir a Chabertón ( zona italiana antes de terminar la Segunda Guerra Mundial). En cada uno de los centros (llamados centro 111 y 112) se escondían dos nidos para ametralladoras .



Foto del centro 111.







Foto más cercana de uno de sus nidos.







Foto  del centro 112.

Tras un par de kilómetros (si llega) por esta senda llegamos al Col de Chabertón (2671 metros de altura). Tenemos a nuestros pies el valle italiano de Susa. A nuestra derecha se ve perfectamente la senda que nos subirá a la Battería de Chabertón. Desde este punto, ambos modos de llegar arriba se unifican en uno solo.

Conforme subimos a 3130 metros de altura el camino se revuelve en continuas curvas de 180 grados que nos muestran unas vistas preciosas de cada uno de los lados.

En unos 3 kms, estamos en Chabertón.


ARRIBA….

Impresiona llegar arriba. Las vistas son espectaculares. 

Multitud de picos nevados (sobre todo del lado francés) te hacen ser consciente de a la altura que nos encontramos.

Recorrer las 8 torres donde se encontraban los cañones es una sensación difícil de explicar. Lo que se tuvo que vivir a mediados del siglo pasado (es decir, hace nada).

Aquí un vídeo editado (con más tiempo haré otro con más “cosillas”):





Las principales fuentes de información (aunque han sido varias) son las siguientes:

http://ottzetta.altervista.org/Vallo%20alpino/batteria_chaberton/spolettamento.htm
http://mundosgm.com/frente-occidental-1939-1945/fort-chaberton-el-fuerte-de-las-nubes/

Un saludo.