martes, 10 de enero de 2012

Viaje a Noruega en furgoneta (julio 2011)

Aquí dejo una crónica de inicio y con varias conclusiones sobre una de nuestras tres aventuras de éste verano (las otras dos: una semana en Austria y seis días en el Valle de Tena).

Posteriormente realizaré entradas sobre como desarrollamos el viaje.

El objetivo ahora será resumir, lo mejor posible, nuestra experiencia en Noruega, donde en principio desarrollo varios puntos negativos referentes sobre todo al aspecto publicitario de varios lugares a mi modo de ver exagerado.

Pero antes un pequeño vídeo que he editado con su música y todo en la que se ve que, aunque más adelante hago algo de crítica negativa, es un país precioso .





1. ¿Merece la pena perder tanto tiempo para ir a Cabo Norte? Tras nuestra experiencia NO. Motivos:

a. Cantidad de kilómetros y tiempo que hay que emplear para llegar. Decidimos entrar por ferry a Noruega (Hisrtald-Kristiansand) y no subir por Suecia-Finlandia. Por lo tanto tomamos la N-9 y la E-6 hasta Cabo Norte. Casi 4 días en furgoneta parando lo imprescindible.
b. El ir no garantiza ver el sol de medianoche. Esto era uno de nuestros grandes deseos. Pero claro, una cosa es lo que digan las revistas de turismo y otra que el tiempo lo permita. Desde el 16 de mayo al 23 de julio (día en el que estábamos allí) las nubes solo lo permitieron ver 5 días. El sol de medianoche se puede ver en otras partes de Noruega (ej. Islas Lafoten) con más garantías de éxito que aquí.

Foto: En Cabo Norte a media tarde. Aún con esperanzas de que las nubes levantaran.

c. Hacer caja, ¿a cambio de….? Cuando llegas a la última zona de Cabo Norte, tienes que superar una barrera, previo pago de 470KN!! (unos 60€), para acceder al complejo. Se aprovechan que tras la cantidad de kilómetros que has realizado no te vas a echar para atrás. Pero una vez pagado, ¿Qué obtienes a cambio? Pues simplemente el hacer la foto en el lugar en el que al salir de España soñábamos. Ver una proyección que, por decir la verdad, a nosotros nos gustó, de unos 20 minutos de duración. Y que te dejen pernoctar allí.

Falta de servicios: Una vez que entras en el complejo no existe lugar para las aguas residuales de las caravanas o furgonetas ni para llenar los depósitos de agua dentro del complejo del Cabo Norte. Ni W.C., a partir de la una de la mañana, que es cuando el complejo cierra. Quizás es mejor opción quedarte en el camping que esta unos 12 kms antes y ver el sol de medianoche (si el tiempo lo permite) en otro de los muchos lugares que puedes hacerlo. Además, más barato que entrar en el complejo.

Decir que el punto más septentrional no es donde está el complejo sino que un par de kilómetros antes de llegar a éste hay una senda de unos 8 kms que sí te lleva a la parte más septentrional de Europa.Por lo tanto, pensamos que es buena idea ir al camping y después hacer la excursión para ver el sol de medianoche en la que sí es la auténtica parte más septentrional de Europa.

Publicidad engañosa. Cuando entras al complejo te dan un tríptico sobre lo que encuentras allí. Te hablan de una especie de espectáculo que se realiza a las 12 de la noche. Pues bien: es mentira lleva dos años sin realizarse.

Por lo tanto el único motivo que encontramos atrayente es el decir: “Yo estuve en Cabo Norte” y si después tienes suerte con el tiempo: enhorabuena!!! Si ése es suficiente motivo, adelante.

Nosotros tenemos la sensación de no haber conocido partes de Noruega por subir aquí. Quizás sea cuestión de disponer de más tiempo.

Foto: 1:30 a.m. del 24 de julio. Frío y las nubes cubren el sol.

2. La carretera del Atlántico. De aquí sí que habíamos leído que es “un tongo”. Realmente lo es, no sé como se puede hablar de la “carretera más bonita del mundo”. Creo que únicamente y, como mucho, siendo generoso, si estáis cerca y el día esta despejado pues se pasa uno por allí y punto. De todos modos es curioso que en el vídeo que he editado familiares que ya lo han visto dicen que les ha gustado mucho esa pequeña parte.

Un consejo es decir que no lleguéis a ella por Kristiansund pues pagáis varios peajes. Llegando desde Molde no hay.

3. Las Islas Lofoten. Es un sitio donde hay que ir pero pienso que las expectativas que teníamos eran altas por lo que te anuncian en las guías y catálogos de turismo y, por lo tanto, nos llevamos una pequeña desilusión.

Se hace referencia a 100 kilómetros de pared que debe ser considerado la octava maravilla del mundo. Considero que es algo exagerado. De todos modos creo que en el vídeo salen fotos muy bonitas de la zona.

Foto: en las Lofoten.

4. Bergen. Patrimonio de la UNESCO pero demasiado turístico. Nueva desilusión debido a las expectativas creadas. También debe de ser que preferimos naturaleza en estado puro a ciudad.

5. Preikestolen. Más bien podríamos decir que aquello era una auténtica romería. Menuda cantidad de gente. Una vez allí la verdad que mirar hacía abajo es una sensación diferente sobre todo por que el corte de la piedra que va hacía dentro y esto aumenta la sensación de altura.
Pero nada más, no sé si es por que fuimos los últimos días de nuestro viaje y veníamos desilusionados pero sinceramente el paisaje no me pareció “ni impresionante ni sobrecogedor” como habíamos leído.

6. El concepto de ecología. Al haber oído hablar tanto de Noruega y su disfrute de la naturaleza creíamos que el aspecto ecología lo tendrían muy cuidado. Pues la verdad es que la sensación no fue esa. Pocas zonas para reciclar y separar plásticos, orgánicos o papel. Zonas muy turísticas bastante sucias y sensación de dejadez en este aspecto (restos de papeles, plásticos, latas…..).

En algunas zonas, los baños públicos en las carreteras eran unos w.c.-letrinas donde se acumulaban los restos humanos y su papeles higiénicos respectivos, sin agua ni nada... muy asquerosos. Cosa que no entendemos, cuando por allí hay agua por todos lados.


En definitiva, a pesar de lo dicho, no significa que Noruega nos haya parecido feo, ni mucho menos, pero creemos que hay sitios muchos más bonitos que no hemos visto con detalle por seguir los folletos publicitarios y lo que podríamos llamar “lo mítico”, que convertirían el viaje por Noruega en una experiencia infinitamente más interesante.


Ahora bien, al igual que entiendo que hay (vuelvo a repetir, siempre desde mí punto de vista y lo vivido) lugares excesivamente publicitados existen otros que sin ello son más sorprendentes. Hago una relación de experiencias y otros datos que pueden hacer vuestros kms por Noruega más bonitos y entretenidos:

Glaciar de Loppa: formado por tres glaciares (Oksfjordjokele, Svartfjelljokelen y Langfjordjokelen) en la zona de Finnmark. Desde la E6 (unos 120 kms antes de llegar a Alta) hay varias carreteras para acceder a los distintos glaciares. Uno de los glaciares el Oksfjordjokelen su ablación llega casi hasta el mar. Hace unos años llegaba al mismo mar. Decir que esta opción de optar a ver los glaciares es buena para no hacer tan pesada la subida, o bien la bajada, para ir a Nordkapp. Nosotros tuvimos la suerte que cuando nos desviamos un pequeño trozo de glaciar se desprendió en ese momento. Tomamos una de las salidas para ver uno de los glaciares en el pueblo de Alterdet (subiendo a Nordkapp pasado el pueblo). Si quieres llegar muy cerca del glaciar tienes una senda de aproximadamente una hora, o bien, hay embarcaciones que te acercan por el fiordo (no deben de ser caros pues aquello no está explotado turísticamente)

Ferry de Lyngseidet y Orderdalen. Subiendo por la E6 al llegar a Oteren se puede tomar la 868 y llegar a Lyngeseidet. Aquí se puede tomar un ferry que nos lleva a Orderdalen (de nuevo en la E6). Además de evitarnos kilómetros de fuego las vistas desde el ferry de los glaciares de Lyngen es preciosa (hay que contar con el buen estado del tiempo al igual que en toda Noruega, pero bueno). Precio del ferry con furgoneta y dos personas 159 Nok o 20,35 Euros. Al volver de Norkapp tomamos la misma opción de ferry pero una vez que llegamos a Lyngeseidet cogimos la carretera 91 hacia Svensby para tomar otro ferry a Breivikeidet 116 Nok o 14,85 Euros. Desde la carretera 91 hay unas bonitas vistas de los glaciares de Jiehkkevárry.

Foto: cruzando en el Ferry con parte de los glaciares al fondo.

Carretera turística de Senja: desde ella se pueden ver los "dientes del diablo" (montañas de Okshornan). La carretera es un continuo entrar y salir de fiordos túnel tras túnel. (Ésta carretera la hicimos a la bajada de Nordkapp tras tomar otro ferry desde Brensholmen a Botnhamn 245 Nok)

Foto: Por la carretera de Senja. Al fondo los "dientes del Diablo"

Cascada de Malselv- la vimos en nuestra subida a Norkapp para superar el "hastío" y monotonía de kilómetros por la E6. Nos desviamos de la ésta por la zona de Bardufoss a la carretera 87. La Malselv es la cascada escalera más grande de Europa y es posible ver salmones intentar remontarla. Nosotros estuvimos allí un buen rato y no vimos nada, la verdad. Posteriormente continuamos por la misma carretera para unos 100 kms más adelante volver a entrar en la E6. Este tramo no apareció también muy bonito primero remontando un río y posteriormente observando desfiladeros entre montañas a través de una carretera muy solitaria.

Al realizar la carretera E10 por las Lafoten existen varios modos de volver a la zona este de Noruega. Nosotros elegimos el ferry desde Moskenes a Bodo (749 Nok o 96,36 Euros). De la E10 la zona que nos pareció más bonita fue la última, a partir de Ramberg, un cruzar de puentes para ir llegando de un lugar a otro. Hay una playa (aparece en el vídeo en el minuto 2 y 30 sg) que tiene que ser una maravilla pasar la noche con la furgoneta y donde el sol de medianoche debe de ser espectacular.

Cascada Mardalsfossen (por el pueblo de Eikesdal): longitud de 655 metros y uno de sus saltos es libre de 297. Además puedes llegar a sus pies y en un día de calor te das un remojón que debe de ser la mar de bueno. El bosque que rodea la zona no es menos espectacular muy bosqueso y repleto de sendas para recorrer. Desde esta zona sale varias carreteras privadas que son de pago. Una de ellas nos comentaron que espectacular pero merece la pena recorrerla con un buen día. A nosotros nos tocó mal tiempo por lo que desechamos la opción. El precio era de 70 NOk. También se puede tomar la carretera de pago desde Sunndalsora.

Foto: bosque alrededor de la cascada Maldalfossen.

Ferry de Geirangerfjorden: recorres todo el fiordo hasta Hellestoy. Y si dominas el inglés con soltura hasta te puedes enterar de toda la historia del fiordo pues conforme lo recorres en los altavoces del ferry te lo explican. Precio: 430 NOk o 56,30 Euros.

Foto: llegando a Geiranger pueblo para tomar el ferry.

Carretera turística 258 y cascada Nedgang Ovstebro Foss (en la carretera 15 antes o después, dependiendo de por donde se entre, a la carretera 258): la carretera turística une los pueblos de Videstaer y Grotti. Nosotros la tomamos en éste sentido (por lo tanto la cascada Nedgang está antes de Videstaer). Muy bonita y otro de los lugares que de haberlo sabido hubiésemos programado hacer noche con la furgoneta. En principio la carretera es asfaltada pero posteriormente tierra muy bien asentada y sin problema alguno.

Foto: carretera 258. Buena zona para pasar una noche con la furgoneta.

Carretera turística 55: Otra carretera que merece la pena no perderse y si es posible hacer noche en ella. Las vistas de los glaciares de Nasjonalpark son preciosas. Y después una de las cosas que nos sorprendió es que todas estas carreteras (tanto la anterior como ésta) eran muy solitarias. El inicio del valle (desde Lonr) es precioso igualmente que el puerto de bajada hacía Nes. En Turtagro existe la posibilidad de coger una carretera privada pero nosotros decidimos seguir por la 55 pues queríamos ir a ver la iglesia de Urnes (Patrimonio de la Humanidad). Para llegar aquí hay dos opciones: ferry desde Solvorn o carretera estrechísima desde Skjolden (hicimos esta tanto a la ida como a la vuelta).

Carretera desde Erdal a Aurland: De éste modo no realizamos el túnel de 24 kms que nos lleva a Flam. Carretera de montaña con una subida preciosa desde Erdal y una bajada no menos espectacular sobre el fiordo de Aurlandsfjorden. La carretera es gratis.

Zona de glaciar de Folgefonn (por la zona de Odda). Si se toma la carretera 551, (desde la zona de Odda hay que cruzar un túnel) una vez cruzado y a unos 3-4 kms hay un desvío al glaciar. Hay varias rutas para hacer a pie. Dependiendo de las ganas que tenga cada uno se puede llegar más o menos cerca del glaciar. Todo está señalizado.

En relación a las gasolineras (que digamos que no es interés turístico pero si económico) las más baratas fueron en:

  • Dombas: 11,20 NOk (decir que casi todas las gasolineras anteriores oscilaban con los mismos precios)
  • Alta: 11,90 NOk(aquí sí que hay diferencia pues por todas las zonas cercanas en muchos kilómetros los precios estaban por 13,45 NOk)
  • Bergen en la carretera E39: hay una gasolinera donde el precio era de 12,45 NOk mientras todas las de la zona rondaban las 13,70 NOk. (con tiempo a ver si consigo localizar las coordenadas y las coloco.
  • IMPORTANTE: antes de cruzar en ferry desde Hirstal hay que llenar depósito, cosa que aunque ya lo han comentado en el foro, lo importante es que cuando llegas verás un complejo de gasolineras a mano izquierda (aquí NO, estaban en 11,20 coronas danesas). Entra en el pueblo y hay dos que son las más baratas. Una Statoil y la otra no sé que bandera tiene, ésta autoservicio. (Precio: 9,45 Coronas danesas)
Foto: "colada" furgonetera.

Como resumen decir que muchos otros lugares nos llamaron la atención y nos quedamos con muchísimas ganas de conocer pero el seguir las zonas tan publicitadas (para nosotros no tan bonitas como otras sin tanta publicidad) nos privó de tiempo para hacerlo.

Habrá gente que no estén de acuerdo con mis apreciaciones, pero bueno…. ,la discrepancia es buena.

Y sobre todo espero que pueda ayudar a futuros viajeros el hecho de tener distintos puntos de vista

P.D.Si es verdad que el hecho de realizar tantos kms para llegar a Cabo Norte para no tener la suerte del buen tiempo me quemó algo, se nota ¿no?